Dialogue

Vocabulary

Learn New Words FAST with this Lesson’s Vocab Review List

Get this lesson’s key vocab, their translations and pronunciations. Sign up for your Free Lifetime Account Now and get 7 Days of Premium Access including this feature.

Or sign up using Facebook
Already a Member?

Lesson Notes

Unlock In-Depth Explanations & Exclusive Takeaways with Printable Lesson Notes

Unlock Lesson Notes and Transcripts for every single lesson. Sign Up for a Free Lifetime Account and Get 7 Days of Premium Access.

Or sign up using Facebook
Already a Member?

Lesson Transcript

INTRODUCTION
Mónica: ¡Hola! ¿Qué tal?
Michelle: Hi everyone! It's Michelle again, and you're listening to the Upper Intermediate season two, lesson number nineteen.
Michelle: Hello, and welcome to the Upper Intermediate series season two, at spanishpod101.com. Where we study modern Spanish in a fun, educational format.
Mónica: So, brush up on the Spanish that you started learning long ago, or start learning today.
Michelle: Thanks for being here with us for this lesson.
Michelle: In this lesson, we'll learn about the adversitive conjunction.
Mónica: This conversation takes place at the apartment.
Michelle: The conversation is between Manuela and the apartment owner.
Mónica: The speakers will be speaking formally.
Michelle: If you don't already have one…
Mónica: Stop by spanishpod101.com.
Michelle: And sign up for you free lifetime account.
Mónica: You can sign up in less than thirty seconds!
Michelle: Let's listen to the conversation.
CONVERSATION
Michelle: Monis, te tengo una pregunta.
Mónica: A ver.
Michelle: En realidad es una duda que, como que me parece un poco importante.
Mónica: ¡Mmm-hmm!
Michelle: Okey. Yo sé que en México sí hay muchos directores y se hace mucha película nacional. Eh, que son como a nivel de los Estados, y de Canadá, y todo por el estilo. Pero, en el resto de Centroamérica y de Sudamérica, ¿tienen esa misma capacidad de hacer películas nuevas, que son nacionales?
Mónica: Mmm-hmm. Bueno, la tendencia está empezando, por ejemplo en Costa Rica, está empezando a salir carreras enfocadas al cine, a la producción audiovisual, eh... directores que han querido como lanzarse al agua y han hecho su película con costos, con presupuestos bajos, y así han ido poquito a poco hasta el punto que ahora ya sí tenemos algunos varios directores, y tenemos varias películas.
Michelle: Ay, oí. Y, ¿pero no es cierto que hace poco hasta salió una… este… una película nacional en la cartelera?
Mónica: ¡Ajá!
Michelle: No recuerdo cómo se llama.
Mónica: Se llama “Gestación”.
Michelle: Ah… ¿y qué tal? ¿La has visto?
Mónica: No la he visto, pero he tenido muy buenas críticas, y además el fin de semana que se estrenó, pues parece que le fue muy bien en la taquilla.
Michelle: ¡Ay, pero qué bien!
Mónica: ¡Sí!
Michelle: Woohoo!
VOCABULARY
Michelle: Let's look at the vocabulary for this lesson.
Mónica: Anuncio.
Michelle: Announcement, advertisement, ad.
Mónica: A-nun-cio, anuncio.
Mónica: Tarjeta.
Michelle: Card.
Mónica: Tar-je-ta. Tarjeta.
Mónica: Depositar.
Michelle: Deposit.
Mónica: De-po-si-tar. Depositar.
Mónica: Quinceno, quincena.
Michelle: Biweekly, refering to pay.
Mónica: Quin-ce-no, quin-ce-na. Quinceno, quincena.
Mónica: Responsable.
Michelle: Responsible.
Mónica: Res-pon-sa-ble. Responsable.
Mónica: Esposo, esposa.
Michelle: Husband, wife.
Mónica: Es-po-so, es-po-sa. Esposo, esposa.
Mónica: Okey, ya estudiemos el vocabulario usado en esta lección.
Michelle: Me parece muy bien. Empezamo con el sustantivo “anuncio”
Mónica: En la conversación de hoy, sorprendida, Manuela decía: “¿Cómo cuatrocientos dólares? ¡Pero en el anuncio decía que eran doscientos dólares!”.
Michelle: Pues anuncio refiere a la acción y efecto de anunciar.
Mónica: Pero también denota un conjunto de palabras o signos con que se anuncia algo.
Michelle: Y una tercera acepción sería un soporte visual o auditivo en que se transmite un mensaje publicitario.
Mónica: Claro, por ejemplo: “¿Has escuchado los nuevos anuncios de la radio? ¡Son pésimos!”
Michelle: Relacionado con el sustantivo anuncio, está el verbo anunciar, cuyo participio pasivo es anunciado.
Mónica: Y con estos, relacionamos también el verbo pronunciar, verbo del cual se deriva el sustantivo femenino pronunciación.
Michelle: Bien, avancemos.
Mónica: Y enseguida, estudiaremos el sustantivo femenino tarjeta.
Michelle: Y en la conversación de hoy, Manuela decía: “Pero yo solamente tengo doscientos dólares, y en mi tarjeta tengo otros cien dólares”.
Mónica: Pues en general, una tarjeta consiste en una pieza rectangular de cartulina o de otro material, que lleva algo impreso o escrito.
Michelle: En particular, usamos la palabra tarjeta como una forma corta para decir tarjeta de crédito, o en nuestro caso, una tarjeta de débito.
Mónica: Por ejemplo: “no dejes de revisar el recibo después de realizar cualquier transacción con tu tarjeta de débito”.
Michelle: Hay muchos tipos de tarjetas: tarjetas bibliotecarias, tarjeta de seguro…
Mónica: Sí, ya se entiende. Continuando…
Michelle: ¡Ay, concha...! Pero bueno, ahora pasemos al verbo depositar.
Mónica: En la conversación de hoy, Manuela decía: “La próxima semana me depositan mi primera quincena. Son como doscientos dólares”.
Michelle: Una primera definición de este verbo es “poner bienes u objetos de valor bajo la custodia o guardia de persona física o jurídica que queda en la obligación de responder de ellos cuando se le pide”. ¡Wow! Sí. Largo.
Mónica: ¡Muy bien! En segundo lugar significa entregar. Confiar a alguien algo amigablemente, y sobre su palabra. ¿Eh?
Michelle: Finalmente, quiere decir: encomendar, confiar a alguien algo como la fama, la opinión, etcétera.
Mónica: Por ejemplo: “¿Cuándo depositaste tu último cheque en nuestra cuenta de ahorros?”
Michelle: ¡Uh! Imagínese… Y una respuesta sería, “Lo deposité anteayer”.
Mónica: Eso espero. Mencionemos de paso el sustantivo masculino derivado del verbo, que es depósito.
Michelle: Si depositas plata en una cuenta, has hecho un depósito.
Mónica: Muy bien, avancemos.
Michelle: Ahora nos toca el adjetivo quinceno, quincena.
Mónica: En la conversación de hoy, Manuela decía: “La próxima semana me depositan mi primera quincena. Son como doscientos dólares”.
Michelle: Pues aunque parezca una palabra rebuscada, es totalmente común y cotidiana.
Mónica: Dicho de forma sencilla, refiere al espacio de quince días.
Michelle: Y tal como lo escuchamos en la conversación de hoy, quiere decir “paga que se recibe cada quince días”.
Mónica: Voy a poner un ejemplo. Emm… “Cada quincena debo llevar a mi novio al cine”. ¡Hmm! Mal ejemplo.
Michelle: Pero suele pasar. Como nota marginal, recuerden que quincena se asocia con los números ordinales, es decir: primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno, décimo, etcétera.
Mónica: Aunque no son muy frecuentes, vale la pena aprenderlos de todas maneras.
Michelle: Sí es cierto.
Mónica: Mmm-hmm…
Michelle: Porque vieras que yo nunca supe cómo decir undécimo, hasta que me enseñaron mis primos.
Mónica: No.
Michelle: Pero después de eso no sé.
Mónica: No.
Michelle: ¡Je je je! Bueno, sigamos, antes que…
Mónica: ¡Despedida!
Michelle: ¡Ja ja ja ja! No, no, no…
Mónica: Okey, ahora nos toca el adjetivo responsable. Fíjense que muestra número, pero género no.
Michelle: En la conversación de hoy, la dueña decía: “¡Ah, estudia y trabaja! ¡Eso me gusta, para nosotros es importante una muchacha responsable! Déjeme pensar qué podemos hacer.”
Mónica: Sí, este adjetivo significa “obligado a responder de algo o por alguien”.
Michelle: Dicho de una persona, refiere a quien pone cuidado y atención en lo que hace o decide.
Mónica: Como sustantivo denota a la persona que tiene a su cargo la dirección y vigilancia del trabajo en fábricas, establecimientos, oficinas, inmuebles, etcétera.
Michelle: Por ejemplo: “Javier es un chico muy responsable. Trabaja, estudia, ayuda en la casa”.
Mónica: Oh…
Michelle: ¡Qué lindo!
Mónica: Observemos la palabra irresponsable, adjetivo que significa todo lo contrario.
Michelle: Claro, por ejemplo: “Gustavo es completamente irresponsable, siempre trata de esquivar sus responsabilidades”. Muy mal.
Mónica: Eso nos lleva a la última palabra de hoy, que es un sustantivo que puede ser o masculino, o femenino: esposo, esposa.
Michelle: Mmm-hmm. En la conversación de hoy la dueña decía: “Primero tengo que preguntarle a mi esposo”.
Mónica: Simplemente quiere decir “persona casada”.
Michelle: En plural se refiere a una pareja de manillas unidas entre sí, con las que se aprisionan las muñecas de alguien.
Mónica: Aprisionan. Manillas. ¡Qué irónico!, ¿no?
Michelle: ¡Ja ja ja! Sí. Por ejemplo: “Mi esposo trabaja en el centro, cerca de la Plaza Mayor”.
Mónica: O “La esposa de Henry acaba de ganar un premio por su nueva novela”.
Michelle: Ajá. ¿Y con la última acepción?
Mónica: “Esposado, el delincuente mostraba en su cara su verdadera desesperación”. ¡Ta táaan!
Michelle: ¡Toda una novela!
Mónica: ¡Sí! Y con esto, ¡hemos terminado el vocabulario de hoy!
Michelle: Ohh… bueno.
GRAMMAR
Mónica: Muy bien, ya llegó el momento de estudiar la gramática de esta lección.
Michelle: Hoy estudiaremos las conjunciones adversativas.
Mónica: Para empezar, veamos el contexto.
Michelle: En la conversación de hoy, Manuela dice: “¿Cómo cuatrocientos dólares? ¡Pero en el anuncio decía que eran doscientos!”.
Mónica: Por lo general, una conjunción es una palabra invariable que encabeza diversos tipos de oraciones subordinadas, o que une vocablos o secuencias sintácticamente equivalentes.
Michelle: En particular, una conjunción adversativa es la que denota oposición o diferencia entre la frase que precede o la que sigue.
Mónica: Pues, si digo: “No tengo ganas de ir al cine, pero me iré de todas maneras”, podemos notar cómo la conjunción “pero” expresa la relación contraria entre las dos cláusulas.
Michelle: “Por un lado no quiero ir al cine”
Mónica: “Por el otro, me iré de todas maneras”.
Michelle: ¡Ay! ¡Qué desesperación! ¿Se dan cuenta que estas dos cláusulas expresan deseos opuestos?
Mónica: Por eso usamos la conjunción adversativa “pero”, justamente para denotar tal relación.
Michelle: ¡Hmm…! Siempre lo usaba y no sabía por qué. ¿Ves vos?
Mónica: ¡Hmm! ¡Ahora sí!
Michelle: Bien, ahora, enumeraremos las conjunciones adversativas más comunes en español.
Mónica: Primero tenemos “aunque”.
Michelle: Se usa “aunque” para contraponer un concepto a otro.
Mónica: Por ejemplo: “He tomado dos tazas de café, aunque me gustaría tomar otra”.
Michelle: Ajá. Bien, continuando.
Mónica: Segunda, tenemos “sino”.
Michelle: Se usa la conjunción adversativa para contraponer un concepto afirmativo a otro negativo anterior.
Mónica: Por ejemplo: “No te llamó Gabriel, sino Alejandro”.
Michelle: Pues vemos que primero tenemos un concepto negativo, “no te llamó Gabriel”, seguido por una afirmación, “Alejandro te llamó”.
Mónica: Por más raro que suene, la conjunción adversativa sino, es el equivalente ortográfico del signo de puntuación del punto y coma; o sea, punto y coma.
Michelle: La tercera conjunción adversativa es “sin embargo”.
Mónica: Esta conjunción significa “sin que sirva de impedimento”.
Michelle: Por ejemplo: “No había estudiado para el exámen; sin embargo, aprobé con un 19”.
Mónica: ¡Diecinueve…! Pues, bueno. Primero tenemos una cláusula que muestra una condición, pero tal condición no impedirá la afirmación de la segunda cláusula: aprobé.
Michelle: O sea, a pesar de no haber estudiado, aprobé.
Mónica: ¡Ajá, muy bien!
Michelle: Ay Mónica, ¿sabe qué, sabe qué, sabe qué?
Mónica: ¿Qué aprobó?
Michelle: ¡Sí, estadística! ¡Y no estudié!
Mónica: ¿Verdad?
Michelle: ¡Al chile!
Mónica: Copiando, cualquiera.
Michelle: ¡Ja ja ja! Nada que ver… me saqué un 100 en el proyecto final.
Mónica: Noo…
Michelle: Ah, sí… Bueno, sigamos.
Mónica: Bien, y la última conjunción adversativa que estudiaremos hoy es “siquiera”.
Michelle: Semánticamente es muy parecido a “aunque”.
Mónica: Por ejemplo: “Ayúdame esta vez, siquiera sea la última”.
Michelle: ¡Claro! Fácilmente hubiéramos dicho “Ayúdame esta vez, aunque sea la última”.
Mónica: ¡Y bueno, con esto hemos terminado la gramática de hoy!
Michelle: Hmm…
Mónica: Oh...

Outro

Michelle: Okay guys! That just about does it for today!
Michelle: Mónica, I'd like to share a study tip a listener shared with us!
Mónica: Ah! You're talking about the student who uses just the conversation tracks to review the lessons?
Michelle: Mónica, you've read my mind. Yup, a listener of ours listens to each lesson several times.
Mónica: Then afterwards gets the conversation-only track from our site.
Michelle: She listens to them on shuffle, again and again. She created her own emergent program, using spanishpod101.com.
Mónica: This is a great idea! Please give it a try and let us know what you think.
Michelle: Okay, ¡chau chau! ¡Nos vemos en la próxima!
Mónica: ¡Adiós !

Grammar

Spanish Grammar Made Easy - Unlock This Lesson’s Grammar Guide

Easily master this lesson’s grammar points with in-depth explanations and examples. Sign up for your Free Lifetime Account and get 7 Days of Premium Access including this feature.

Or sign up using Facebook
Already a Member?

3 Comments

Hide
Please to leave a comment.
😄 😞 😳 😁 😒 😎 😠 😆 😅 😜 😉 😭 😇 😴 😮 😈 ❤️️ 👍
Sorry, please keep your comment under 800 characters. Got a complicated question? Try asking your teacher using My Teacher Messenger.

SpanishPod101.comVerified
Friday at 6:30 pm
Pinned Comment
Your comment is awaiting moderation.

Have you ever had negotiations like this in Spanish?

SpanishPod101.comVerified
Sunday at 1:26 pm
Your comment is awaiting moderation.

Hola Peter,


Thank you for your question.

It's siNo.

Sigamos practicando!


Saludos,

Carla

Team SpanishPod101.com

Peter Anderson
Sunday at 11:03 am
Your comment is awaiting moderation.

Cual es la pronunciacion de sino: SIno or siNO? A mi me parace que Monica esta deciendo siNO.